El Silvestrismo Es Cria.Com [ ADMIN ] DRAGON
REGISTRATE PARA ESTAR INFORMADO/A
YOUTUBE ( 1)
Últimos temas
» vendo modulo de jaulas dival hoyo de cria
Dom Ene 15, 2017 3:26 pm por Admin:DRAGON

» parrilas y frontales de 1m por 40
Lun Ene 09, 2017 8:12 pm por Admin:DRAGON

» HOJA DE CRIANZA DE LOS GUSANOS DE LA ARINA
Miér Abr 20, 2016 2:38 pm por Dr.zoidberg

» alguien me puede decir si este verderon es macho o hembra??
Vie Feb 05, 2016 9:01 pm por Admin:DRAGON

» Hola soy nuevo
Vie Feb 05, 2016 8:58 pm por Admin:DRAGON

» MAPAS DE DISTRIBUCIÓN de la avifauna terrestre Española
Dom Mar 29, 2015 1:02 am por Admin:DRAGON

» EL PRIMER TEMA PARA LOS RECIEN REGUISTRADOS
Dom Feb 22, 2015 10:00 pm por albertoromero

» Verderones
Vie Nov 28, 2014 1:02 am por Dani

» Vídeo de Como Quitar un Quiste de Pluma a un Pájaro
Miér Mar 05, 2014 8:29 pm por dacne

» ME PRESENTO
Mar Feb 04, 2014 10:03 pm por Dr.zoidberg

Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

¿Quién está en línea?
En total hay 5 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 5 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 46 el Vie Dic 20, 2013 4:48 am.
YOUTUBE

Verdecillo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Verdecillo

Mensaje por Dr.zoidberg el Lun Feb 22, 2010 2:22 pm

Verdecillo
Serinus serinus


El más pequeño de
nuestros fringílidos, el Verdecillo Serinus serinus, tiene mucha
popularidad en toda la zona mediterránea y es un pájaro bien conocido. El
macho en plumaje primaveral posee un color amarillo muy vivo en la frente,
sobre los ojos, cerca de la nuca y sobre todo en las partes inferiores,
desde el mentón al vientre, y en el obispillo, que es un rasgo
inconfundible, sobre todo durante el invierno, para machos y hembras. El
píleo, la espalda y las alas son de color pardo rayadas de marrón o sepia
oscuro. Los lados del pecho y los flancos tienen un tono beige claro y están
rayados de pardo negruzco. La cola es negruzca y muy escotada. El pico, muy
corto, cónico y robusto, de color hueso oscuro, más pálido en la mandíbula
inferior; patas y pies pardo oscuros y el iris de los ojos casi negro.
Durante el otoño y parte del invierno adquiere este plumaje por la muda,
pero entonces no es tan brillante. Solamente el desgaste produce la viveza
tan acusada del color amarillo en la mayoría de los verdecillos, algunos
extraordinariamente amarillos incluso en la parte superior de la cabeza y en
los carrillos.

La hembra tiene menos
amarillo y es más parda, con un rayado más pronunciado por encima y por
debajo, siendo éste muy notorio sobre el fondo blanco amarillento de la
garganta y el pecho. La raya ocular también es amarillenta y el obispillo
amarillo, pero algo más reducido y más pálido. Algunas tienen la raya ocular
blancuzca y en el pecho se advierte un tono beige. También en las plumas
escapulares puede haber un parche amarillo. Los verdecillos jóvenes se
parecen a las hembras, pero son más pálidos y rayados.

Durante la reproducción
es esencialmente un pájaro arbóreo, prefiriendo no bosques densos, sino
bosquetes y arboledas de especies caducifolias desde el mismo nivel del mar
hasta el límite de los árboles. En la Cordillera Cantábrica alcanza los 2000
metros y en los Pirineos los supera bien. Siente preferencia por grandes
avenidas arboladas, parques y jardines y es habitante de las ciudades y
pueblos. Lo mismo sucede en pleno campo, viviendo cerca de caseríos y en
aldeas. Los huertos de frutales y los altos setos constituyen un hábitat
también muy frecuentado, lo mismo que los viñedos.

No vuela habitualmente a
gran altura, sino que lo hace por entre los árboles, a la vez que canta o
lanza su trino. En época de celo y reproducción vuela más como un murciélago
que como un pájaro. Entonces sus planeos y giros muestran unas alas más
largas de lo que parecería debía tener un pájaro tan pequeño. Camina por el
suelo a saltos. En él come a menudo en compañía de varios verdecillos. Es
muy sociable y no solamente en época invernal. En la primavera, donde
abunda, se pueden congregar las parejas muy cerca unas de otras. En vuelo
largo se nota una acusada ondulación. Canta, como ya he dicho, al vuelo,
pero también desde un alto posadero que puede ser el tope de un seto o
arbusto, la última rama de un árbol y también los cables del tendido
eléctrico.

La alimentación es
fundamentalmente vegetal. Las minúsculas semillas de plantas parásitas y
gramíneas constituyen la gran mayoría de su dieta invernal. En primavera
come muchos brotes tiernos de arbustos y árboles. Así el Olmo Ulmus y
el Abedul Betula le atraen especialmente. En rastrojeras y campos
cultivados donde crece el Cardillo Taraxacum officinale se concentran
en el invierno grandes bandos. También come semillas de Capsella,
Polygonum
,
Artemisia vulgaris, etc.

Es uno de los pájaros más
sonoros de la campiña. Además del canto típico, lanza continuamente un trino
largo y musical formado por repetición de notas líquidas ¡¡tirrilirrit!! o
más corto ¡¡rrilit!! Durante la cría es frecuente escuchar una llamada de
ansiedad, en especial cuando siente amenazado el nido por la presencia de un
hombre o animal. Un ¡suiit! lo repite a intervalos regulares, mientras
subsiste el peligro. A veces también el mismo sonido en vuelo de alarma de
un árbol a otro. El canto es un gorjeo medio musical medio chirriante,
prolongado e insistente, que no resulta desagradable de escuchar y que
algunos verdecillos interpretan con cierta armonía, lo que les hace ser
menos monótonos. Habitualmente el Verdecillo canta posado a gran altura,
pero también es frecuente escucharlo en vuelo circular, con alas bien
extendidas, planeando y posándose en la rama de un árbol sin dejar de cantar
un solo segundo. En la práctica canta todo el año. En el mes de enero, con
sol y temperatura benigna, se le escucha en gran parte de su hábitat
meridional. Esto es más ocasional en el Norte, pero también tiene allí canto
invernal. Desde febrero, en que muchas parejas quieren ya establecerse en un
territorio, los machos cantan con insistencia. Mayor intensidad tiene su voz
en junio. Muy poco canto en agosto y septiembre. A mediados de octubre se
escuchan ya algunos y en los meses de noviembre y diciembre es intermitente.

Los machos empiezan a
establecerse en un territorio no muy grande ni bien delimitado a partir de
febrero. Todavía algunos no han llegado para finales de abril. La arribada
de las hembras es discreta, porque el continuo canto del macho atrae toda
nuestra atención. Pronto, sin embargo, aquéllas se hacen notorias cuando los
dos miembros de la pareja vuelan juntos lanzando el característico
¡¡rrilit!! A finales de abril y en lugares muy favorables, incluso en marzo,
ya empiezan las hembras la construcción del nido, muy pequeño y generalmente
bien oculto en las ramas de un arbusto, una planta ornamental, un árbol
frutal, una conífera, etc., a una altura variable entre 1,5 y 12 metros. La
estructura del nido está formada por musgo, poca hierba seca, líquenes y
raicillas, unido todo muy sólidamente con telas de araña. El interior está
forrado invariablemente con pelo y plumas. Cada puesta consiste en 3-5
huevos, muy pequeños, de color azul pálido punteados de rojizo o violáceo y
acumulándose sobre el extremo más ancho. Muchos huevos tienen un tinte
general verdoso, son lisos y brillantes. Jourdain y Rey, para 100 huevos de
diversas procedencias, obtuvieron un promedio de 16,17 x 11,86 mm., con un
máximo de 17,6 x 12,5 mm. y un mínimo de 14,4 x 11 mm. D'Almeida, para 20
colectados en el Norte de Portugal, da una media de 15,8 x 11,9 mm., con
extremos de 14,6 a 17,5 x 11 a 12,9 mm. La incubación es realizada por la
hembra sola, aunque se asegura que el macho también colabora. En el nido es
alimentada a menudo por el macho, que mientras ella permanece allí no deja
de cantar. Después de 12-14 días nacen los pollos cubiertos de plumón gris
pálido, largo y muy escaso. El interior de la boca es rosa y no hay puntos
oscuros sobre la lengua. También son rosadas las comisuras. Alimentados por
ambos adultos, mucho más por la hembra, con materia vegetal que regurgitan,
los jóvenes verdecillos se desarrollan muy bien y rápidamente, dejando el
nido a los 14-16 días de edad y siendo cuidados y cebados muy a menudo en el
suelo por los padres, por lo menos durante otra semana antes de que sean
independientes. Dos crías anuales son normales en su área norte de
reproducción, pero probablemente en zonas meridionales, donde las primeras
puestas ya pueden ser encontradas en el mes de febrero, debe haber tres
crías por lo menos.

Serinus serinus es
una especie en franca expansión que de un hábitat típicamente mediterráneo
ha pasado a ocupar la mayor parte del Continente europeo. Las personas que
asocian a este pájaro con las ciudades y pueblos del extremo meridional de
Europa se sorprenderían al ver cuántos crían hoy en Alemania, Polonia e
incluso en el extremo sur de Suecia y en Inglaterra, al menos una pareja
crió con éxito, la primera conocida, en 1967. Por el Oriente llega hasta
Ucrania, los Balcanes y Asia Menor y por el Sur hasta la zona meridional de
Marruecos. En la Península Ibérica y en las islas Baleares es especie común
en todas las estaciones del año. Mayor densidad tiene, sin embargo, en la
zona mediterránea, pero no es baja en el Norte. En otoño e invierno los
bandos recorren los campos, praderas y rastrojeras en una trashumancia que
dura hasta marzo. Muchos son invernantes extrapirenaicos que llegan a partir
de septiembre y octubre y el paso se hace muy sensible en todas partes,
desde el País Vasco hasta el Estrecho de Gibraltar. Aquí, Thiollay y
Perthuis (1975), en solamente dos puestos de observación durante los
primeros veinte días de octubre de 1974, anotaron el paso de 728 con
dirección al norte de Africa, donde, sin duda, incrementarán la población
habitualmente invernante allí a base de pájaros nativos y del Continente
europeo.

El anillamiento ha
demostrado, como sucede con la mayor parte de las especies de fringílidos,
una gran fidelidad a sus lugares de nacimiento, y salvo en estas épocas de
trashumancia invernal, los verdecillos son sedentarios e incluso es ya
seguro que muchas parejas practican el erratismo no lejos de su lugar de
reproducción. El paso primaveral a partir de los primeros días de marzo y
sobre todo en la primera quincena de abril es muy intenso en el País Vasco.
Los bandos vuelan dispersos, no están formados por muchos ejemplares, machos
y hembras pasan juntos y normalmente en compañía de lúganos, Carduelis
spinus
y jilgueros, Carduelis carduelis.

En los últimos veinte
años se aprecia en zonas del norte ibérico una ligera baja en la densidad de
parejas reproductoras. Localmente ha llegado a ser escaso e incluso también
descendió el número de los que se ven en paso primaveral, lo que parece
estar en contraposición con la expansión experimentada en Europa durante los
mismos años.[/size][/size]





Verdecillo

(Serinus serinus)
avatar
Dr.zoidberg
Administrador
Administrador

Mensajes : 259
Fecha de inscripción : 15/02/2010
Edad : 39
Localización : ALICANTE

Volver arriba Ir abajo

Re: Verdecillo

Mensaje por Admin:DRAGON el Lun Feb 22, 2010 10:21 pm

muy interesante gracias amigo
avatar
Admin:DRAGON
Administrador
Administrador

Mensajes : 228
Fecha de inscripción : 15/02/2010
Edad : 39
Localización : alicante

http://www.elsilvestrismoescria.com

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.