El Silvestrismo Es Cria.Com [ ADMIN ] DRAGON
REGISTRATE PARA ESTAR INFORMADO/A
YOUTUBE ( 1)
Últimos temas
» vendo modulo de jaulas dival hoyo de cria
Dom Ene 15, 2017 3:26 pm por Admin:DRAGON

» parrilas y frontales de 1m por 40
Lun Ene 09, 2017 8:12 pm por Admin:DRAGON

» HOJA DE CRIANZA DE LOS GUSANOS DE LA ARINA
Miér Abr 20, 2016 2:38 pm por Dr.zoidberg

» alguien me puede decir si este verderon es macho o hembra??
Vie Feb 05, 2016 9:01 pm por Admin:DRAGON

» Hola soy nuevo
Vie Feb 05, 2016 8:58 pm por Admin:DRAGON

» MAPAS DE DISTRIBUCIÓN de la avifauna terrestre Española
Dom Mar 29, 2015 1:02 am por Admin:DRAGON

» EL PRIMER TEMA PARA LOS RECIEN REGUISTRADOS
Dom Feb 22, 2015 10:00 pm por albertoromero

» Verderones
Vie Nov 28, 2014 1:02 am por Dani

» Vídeo de Como Quitar un Quiste de Pluma a un Pájaro
Miér Mar 05, 2014 8:29 pm por dacne

» ME PRESENTO
Mar Feb 04, 2014 10:03 pm por Dr.zoidberg

Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

¿Quién está en línea?
En total hay 5 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 5 Invitados :: 1 Motor de búsqueda

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 46 el Vie Dic 20, 2013 4:48 am.
YOUTUBE

EL COCIDIO

Ir abajo

EL COCIDIO

Mensaje por Dr.zoidberg el Miér Feb 17, 2010 7:45 am

LA COCCIDIOSIS
Bajo el término genérico de “coccidios” entran los
parásitos unicelulares pertenecientes al orden de los protozoos. Los
coccidios pueden observarse, en forma vegetativa, localizada en las
células del organismo animal parasitazo, o en forma quística de
resistencia, llamada ooquistes, persistentes en ambientes exógenos, ya
que son eliminados a través de los excrementos del sujeto huésped. En
el interior del ooquiste se hallan presentes otras estructuras,
llamadas esporoquistes, que contienen los elementos infectantes,
llamados esporozoítos. Las pequeñísimas dimensiones de los ooquistes
solo permiten observarlos a través del microscopio.

¿Cómo se contrae la infección?

Los pájaros se infectan al ingerir los ooquistes de los coccidios eliminados por los excrementos de otros sujetos ya infectados.

Para
que los ooquistes puedan infectar, es preciso que exista un medio
exógeno durante un tiempo suficiente para que se desarrolle la
“esporulación”, es decir, la maduración de las esporas por medio de la
formación de los esporoquistes, así como los correspondientes
esporozoítos en ellos incluidos.

Los ooquistes recién eliminados
con las heces no son, pues, infectantes, pero sí llegarán a serlo tras
un periodo de tiempo que oscila entre las 48 y 72 horas. En tanto que
en ambientes fríos este periodo puede ser mayor, bajo condiciones
ambientales favorables de climas cálidos y húmedos, el tiempo de
esporulación puede reducirse a sólo 24 horas. Por esta razón se
aconseja, durante los tratamientos contra coccidios, proceder a la
limpieza diaria del fondo de la jaula y de su correspondiente rejilla,
de forma que pueda evitarse que los ooquistes expulsados con los
excrementos encuentren medio de esporular y de provocar infecciones.

Una
vez en el interior del intestino del pájaro, los esporozoítos, ya
liberados de la envoltura quística, penetran en las células epiteliales
del intestino y, a través de varios ciclos de multiplicación, generan
una descendencia que posteriormente podrá parasitar otras células
intestinales.

Al término de estos ciclos reproductivos, llegan a
formarse unos cuerpos elementales, llamados gametocitos, de cuya unión
surgen los ooquistes, los cuales irán siendo sucesivamente expulsados
al exterior junto con las heces.

¿Cómo son los síntomas de la coccidiosis?

En
la forma clásica de coccidiosis se dan, principalmente, lesiones
intestinales, a causa de localizarse los parásitos en estos órganos.
Los pájaros enfermos presentan un aumento de volumen del abdomen, que
podrá aparecer enrojecido, con evidente agitación intestinal. Los
excrementos son abundantes, blandos, o enteramente diarreicos, con
presencia de mucosa y/o sangre. El pájaro afectado de coccidiosis,
generalmente, se muestra más bien glotón, centrándose especialmente en
la consumición de las semillas o alimentos más energéticos y de mayor
grasa. Pese al aumento de apetito del pájaro enfermo, se muestra un
adelgazamiento progresivo, puesto que las lesiones intestinales
producidas por los coccidios no permiten que el intestino pueda
asimilar las sustancias nutritivas.

Todo lo citado es válido para la forma clásica intestinal, ya que existen otras formas de coccidiosis:

Algunos
coccidios se caracterizan por tener un ciclo biológico diferente, con
una localización de los parásitos en otros órganos distintos a los
intestinos. Para estos coccidios solemos usar el nombre de
Atoxoplasmas, y a la enfermedad se le llama

Atoxoplasmosis:

Éstos
coccidios después de una inicial localización intestinal, alcanzan
otros órganos a través del torrente sanguíneo en el interior de los
linfocitos, tales como el hígado, el bazo, el corazón, los músculos y
el cerebro.

Cuando la infección alcanza varios órganos, la
evolución de la enfermedad se agrava, los síntomas se hacen más
evidentes y se eleva la mortalidad. A las lesiones intestinales se
suman las de los otros órganos afectados, por lo que, además de la
inflamación y enrojecimiento abdominal, resulta fácil observar, también
a nivel del abdomen, un amplia mancha oscura que corresponde a la zona
del hígado, que aumenta de tamaño. El sujeto enfermo parece somnoliento
y con el plumaje desaliñado; balanceo, torcimiento de cuello y
dificultad para permanecer en el posadero son los síntomas visibles, en
caso de que el parásito se haya alojado en el cerebro. Si la enfermedad
aparece en las hembras durante la puesta, puede ocurrir una retención
del huevo, con frecuentes fallecimientos sobre el propio nido.

¿Qué pájaros son más propensos a la coccidiosis?

Los
pájaros noveles, ya destetados y hasta la primera muda, son
especialmente vulnerables, debido a que su sistema inmunológico aún no
está desarrollado completamente y porque el estrés de la muda reduce
considerablemente sus defensas. Desde este punto de vista, cualquier
situación estresante puede activar una infección por coccidios que se
halle en estado latente, transformándose en una coccidiosis clínica.

La
mayor virulencia de los coccidios del género Atoxoplasma aumenta la
capacidad receptiva de la infección, por lo que no es raro que también
sean afectados ejemplares adultos, especialmente si se encuentran en
condiciones de estrés fisiológico, como es el período de reproducción
y/o muda.

¿Cómo se previene el contagio?

La coccidiosis
puede prevenirse fácilmente, sobre todo sometiendo a cuarentena los
pájaros recién adquiridos y tratándolos oportunamente en el caso de que
diesen positivo en un examen parasicológico de excrementos. Es bueno
hacerles este examen, tanto al comienzo de la cuarentena, como al
final, pues los pájaros recientemente adquiridos podrían haber sido
tratados con sulfamidas en el período inmediatamente anterior a la
compra y en el examen darían, invariablemente, negativo. Se aconseja,
pues, hacerles un control parasicológico al menos durante un mes antes
de la reproducción, así como en el momento de la muda de los jóvenes.
Una rejilla sobre el fondo de la jaula, que impida el contacto de los
pájaros con sus propios excrementos, limita la posibilidad de contagio,
en caso de que existan coccidios en algún ejemplar.

Algún
problema añadido presentan los indígenas criados en voladeras al aire
libre, ya que podrían entrar en contacto con sus congéneres libres, los
cuales siempre albergan, de forma permanente, coccidios en su intestino.

Si los coccidios se hallan tan difundidos entre los pájaros silvestres, ¿por qué no enferman?

En
los pájaros silvestres tiene lugar una especie de equilibrio entre
huésped y parásito, por lo que los coccidios realizan su ciclo
biológico sin que se desarrolle la enfermedad en el huésped. Además,
los pájaros silvestres no se hallan confinados en ambientes
restringidos, como ocurre con los pájaros de jaula, siempre en estrecho
contacto con sus propios excrementos y, por lo tanto, con continuas
ocasiones de infectarse con los ooquistes de los coccidios.

Prevención y cura de la coccidiosis

Recordamos
que cuando sea necesario intervenir con Sulfamidas se recomienda un
suministro constante de vitamina K (antihemorrágica), antes, durante y
después del tratamiento, debido al fuerte antagonismo que tales
medicamentos ejercen sobre este grupo de vitaminas.

Citaremos a
continuación algunos de los fármacos mayormente utilizados por los
criadores en la prevención y cura de la coccidiosis.

-Esb3: compuesto por sal sódica monohidratada de Sulfaclorpiridacina.

Mezclar aproximadamente 1 g. de producto por litro de agua, en dos ciclos de 5 días, con intervalos de dos días de descanso.

-Baycox: dosis de 1 ml. por litro de agua durante tres días. En caso necesario repetir el tratamiento a los 5 días.

-Seridone:
Tratamiento preventivo: 4 gotas de cada uno de los frascos por cada 100
ml. de agua o 10 gotas de cada uno de los frascos en un cuarto de litro
de agua que se suministrará como agua de bebida durante 8 días
seguidos, cada mes.

Si hay animales sospechosos, aumentar la dosis un 50% (6 ó 15 gotas).
En
criadores que utilizan los envases de 150 ml., las dosis son de medio
tapón de cada frasco por medio litro de agua. Aunque solo haya pocos
pájaros sospechosos, es conveniente que todos tomen Seridone y un
complemento vitamínico.

-Cunisan aviar: preventiva: 15 ml (una
cucharada sopera y media) por cada 2 litros de agua de bebida durante 2
días y descansar 5 días antes del nuevo tratamiento.

Curativa:
15 ml (una cucharada sopera y media) por 1 litro de agua de bebida
durante 4 días, 2 de descanso y 3 mas del mismo tratamiento.

-Bogena Finicoc: 3 cucharillas y media de 5 ml por litro de agua durante 5 días.
avatar
Dr.zoidberg
Administrador
Administrador

Mensajes : 259
Fecha de inscripción : 15/02/2010
Edad : 39
Localización : ALICANTE

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.